El preservativo en la farmacia

Julián Laínez, farmacéutico y vocal de ASFAS, recuerda la visita de un paciente de cerca de cincuenta años interesado en conocer el uso del preservativo. La explicación dio lugar a una situación muy curiosa en la botica.

En una ocasión, justo a la hora de cierre, nos tocó explicarle a un paciente, con sus casi cincuenta años, el uso del preservativo. Primero le llevó bastante tiempo elegir y, después, a la pregunta “¿cómo se usaba?” le explicamos de forma verbal el uso del profiláctico. Pero se ve que no estuvimos muy acertados, pues tuvimos que abrir la caja que acababa de comprar y usar un plátano (de la merienda de otro compañero) como modelo, porque no bastaba con la imaginación.

Este hecho dio paso a nuestra frase más icónica, pues entre la incredulidad del momento y un poco de cachondeo, se nos olvidó desechar el preservativo que usamos a modo de ejemplo y a la mañana siguiente, cuando otros compañeros ajenos a la situación abrieron y lo encontraron, se dio libertad a la imaginación y, desde entonces, para todos: “Lo que pase en la botica, se queda en la botica”.

 

Puedes seguir a la farmacia de Julián Laínez en Twitter e Instagram.

 

Descubre más:

Observador del Mes: Julián Laínez 

Comparte