farmaceutica-indica-a-auxiliar-de-farmacia

Las habilidades que debe tener un auxiliar en farmacia | Teva

En el equipo de farmacia existen diferentes perfiles. Descubre en qué consiste el papel del auxiliar de farmacia y sus funciones y competencias.

El auxiliar de farmacia es uno de los perfiles que colabora con el profesional farmacéutico en la realización de diferentes tareas de la farmacia comunitaria: desde la gestión de productos e inventario a funciones más administrativas. Destacan las siguientes [1]:

  • Atención al paciente
  • Dispensación de medicamentos
  • Realización de pedidos
  • Control del inventario de productos de farmacia
  • Uso del programa de gestión farmacéutica
  • Preparación de medicamentos y fórmulas
  • Buen mantenimiento de las diferentes zonas de la oficina de farmacia
  • Tareas de administración

 

Cuáles son las competencias clave para un auxiliar de farmacia

Existen varias diferencias entre los diferentes perfiles de la farmacia comunitaria. El farmacéutico titular debe estar más enfocado en cuestiones como el liderazgo, la estrategia de la farmacia y la toma de decisiones, mientras que, en el papel del auxiliar de farmacia, destaca la capacidad de aprendizaje y la flexibilidad en las diferentes funciones. [2]

Particularmente, las competencias del auxiliar de farmacia se resumen en [1]:

  • Abordaje de situaciones que requieran asistencia de emergencia.
  • Administración de medicamentos.
  • Comunicación con el paciente, teniendo en cuenta la importancia de ponerse en su lugar y de practicar la escucha activa.
  • Cumplimiento de las normas de calidad sobre asistencia sanitaria.
  • Garantía del control de calidad de los productos de farmacia.
  • Gestión de información sobre usuarios de la asistencia sanitaria.
  • Preparación de etiquetas para los medicamentos recetados.
  • Buen almacenamiento de los medicamentos.

Además, las siguientes funciones pueden complementar las competencias comentadas [1]:

  • Comunicación en idioma extranjero.
  • Educación en la prevención de enfermedades.
  • Mantenimiento de una relación terapéutica colaborativa.
  • Asesoramiento sobre productos de farmacia.

 

Competencias para perfiles técnicos

Las competencias del técnico de farmacia se recogen en el Real Decreto 1689/2007 y se resumen en [3] [4]:

  • Dispensación de productos de farmacia y parafarmacia, informando acerca de características y uso y atendiendo a posibles preguntas del paciente.
  • Asistencia en la preparación de productos de farmacia y parafarmacia, teniendo en cuenta aspectos de seguridad y calidad.
  • Apoyo al farmacéutico en el seguimiento farmacoterapéutico del paciente.
  • Obtención de valores de parámetros somatométricos y de constantes vitales del paciente bajo supervisión del farmacéutico.
  • Realización de controles analíticos bajo supervisión del farmacéutico preparando el material y los equipos según protocolos de seguridad y calidad.
  • Mantenimiento de material, equipos, instrumentos y zona de trabajo en buenas condiciones para su uso.
  • Fomento de hábitos saludables.
  • Tramitación de facturación de recetas mediante programas informáticos.
  • Realización de tareas de administración.
  • Selección de productos caducados y residuos para su eliminación.
  • Aplicación de procedimientos de calidad y prevención de riesgos laborales y ambientales.

 

Diferencia entre auxiliar y técnico de farmacia

Existen numerosas diferencias entre el auxiliar y el técnico de familiar en cuanto a funciones y competencias. La más destacada, sin embargo, es que, si bien el técnico debe tener una formación cualificada, no es necesario que el auxiliar de farmacia la tenga. Por lo tanto, para que un auxiliar forme parte del equipo de farmacia, tan solo será necesario que el farmacéutico titular acepte sus actitudes y aptitudes.

Respecto a sus funciones, el papel del auxiliar de farmacia es mucho más limitado, dado que, en resumidas cuentas, solo puede realizar tareas de recepción y almacenamiento de pedidos, servicio en el mostrador, dispensación de medicamentos y mantenimiento y limpieza de la farmacia. [1] [4]

 

Habilidades blandas

Las diferentes competencias pueden clasificarse en competencias duras o blandas. Mientras que las competencias duras son habilidades adquiridas mediante formación, las blandas se refieren a aspectos como rasgos de personalidad, habilidades sociales y comunicación.

Las habilidades blandas de los auxiliares de farmacia son las siguientes [2]:

  • Compromiso profesional: consecución de los objetivos de la farmacia y búsqueda del desarrollo profesional propio y del equipo.
  • Orientación al paciente: atención adecuada del paciente teniendo en cuenta sus necesidades.
  • Capacidad de aprendizaje: capacidad para obtener nuevos conocimientos mediante la práctica.

 

Descubre más:

Habilidades de un profesional de la farmacia: competencias básicas 

 

Referencias

[1] Auxiliares de farmacia. Comunidad de Madrid. Disponible en: https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/doc/empleo/56211012_auxiliares_de_farmacia.pdf [Acceso 9/11/2022]

[2] Competencias clave en farmacia. Talent Salud. Disponible en: https://www.talentsalud.es/blog/competencias-clave-en-farmacia [Acceso 9/11/2022]

[3] Real Decreto 1689/2007, de 14 de diciembre, por el que se establece el título de Técnico en Farmacia y Parafarmacia y se fijan sus enseñanzas mínimas. Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado. Disponible en: https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2008-818 [Acceso 9/11/2022]

[4] Diferencias entre técnico de farmacia y auxiliar de farmacia. Asefarma. Disponible en: https://www.asefarma.com/blog-farmacia/diferencias-entre-tecnico-de-farmacia-y-auxiliar-de-farmacia [Acceso 9/11/2022]

Comparte