Raquel García: “Tenemos un objetivo claro: estar al lado del paciente e intentar mejorar su salud”

Hablamos con Raquel García, presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza (COFZ). En la entrevista, nos habla sobre los servicios que ofrece el colegio y las iniciativas que pretenden llevar a cabo próximamente.

Raquel García

Raquel García

Presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza (COFZ)

EN PRIMER LUGAR, ¿CUÁNDO SE FUNDÓ EL COF ZARAGOZA?

El Colegio se fundó en 1898, cuando se dictó en España la obligatoriedad de constituir colegios provinciales y la colegiación obligatoria. Así, el año que viene nuestra corporación cumplirá 125 años de historia.

 

¿QUÉ VOCALÍAS Y ÁREAS DE CONOCIMIENTO CUBRE EL COLEGIO?

Los colegiados pueden inscribirse, en función de su especialización, actividad e intereses en las siguientes Vocalías de Sección: Titulares de Oficina de Farmacia; no Titulares de Oficina de Farmacia; Farmacia única en el municipio; Administraciones Públicas; Farmacia Hospitalaria; Análisis Clínicos; Industria; Óptica y Acústica, Ortopedia; Alimentación; Dermofarmacia; Distribución; Investigación y Docencia; y Atención Farmacéutica.

Recientemente, hemos creado la vocalía de enlace con los pacientes, representada por la farmacéutica Andrea Tena, para estrechar lazos y mejorar la colaboración con las asociaciones de pacientes. Como principales expertos en el medicamento, tenemos un objetivo claro: estar al lado del paciente e intentar mejorar su salud.

 

En Aragón, las farmacias pueden emitir el certificado COVID europeo de prueba diagnóstica negativa

 

¿CUÁNTOS FARMACÉUTICOS ESTÁN COLEGIADOS? ¿CUÁL ES EL PERFIL DEL PROFESIONAL COLEGIADO?

El COFZ es la institución que representa a los casi 1400 profesionales. El perfil mayoritario es el farmacéutico comunitario.

 

¿QUÉ OPORTUNIDADES OFRECE EL COF ZARAGOZA A SUS COLEGIADOS?

La principal labor del Colegio es poner al alcance de nuestros colegiados los servicios y actividades necesarias para que puedan ampliar sus conocimientos, desarrollar sus capacidades profesionales y, de esta manera, mejorar la salud de la población. El Colegio también actúa como interlocutor frente a la Administración, con el objetivo de trasladar a las autoridades la realidad de la profesión farmacéutica.

 

LAS FARMACIAS DE ZARAGOZA, COMO EN TODO ARAGÓN, PUEDEN EMITIR CERTIFICADOS COVID-19 DE VACUNACIÓN, ASÍ COMO COMUNICAR LOS RESULTADOS DE LOS TEST DE ANTÍGENOS A LOS SERVICIOS DE SALUD. ¿CÓMO VALORÁIS ESTAS INICIATIVAS?

En Aragón, además del certificado de vacunación, las farmacias pueden emitir el certificado COVID europeo de prueba diagnóstica negativa tras la realización, en la farmacia y por un farmacéutico, de un test de antígenos de uso profesional.

Con esta colaboración mejoramos la accesibilidad a estos documentos, ya que las farmacias están repartidas por todo el territorio. En pueblos como Salillas de Jalón, con menos de 500 habitantes, cualquier persona puede acercarse a su farmacia para realizarse un test o acceder al pasaporte europeo.

Y, por supuesto, colaboramos con Atención Primaria, descargando de trabajo los centros de salud, saturados por la pandemia. En los últimos meses, en las farmacias, hemos emitido más de 70.000 certificados. Eso significa 70.000 personas que no han necesitado ir a su centro de salud.

Además, con la realización de los test en las farmacias, se amplía el número de puntos sanitarios para detectar positivos y ayudamos a evitar que se propague el virus. Las farmacias han notificado a Salud Pública 3.600 positivos.

 

Esta pandemia ha puesto de manifiesto una vez más que los farmacéuticos y las farmacias somos parte inseparable del Sistema Sanitario

 

¿QUÉ INICIATIVAS TENÉIS PREVISTAS LLEVAR A CABO EN UN FUTURO PRÓXIMO?

La principal, demandar una mayor integración del farmacéutico en el Sistema Aragonés de Salud y aprovechar al máximo el potencial que tiene la red de farmacias tanto en zonas urbanas como rurales. No cabe duda que el principal beneficiado sería el paciente. Para ello, el primer paso es mejorar la comunicación con otros profesionales sanitarios, promover el contacto, el reconocimiento y el trabajo entre equipos asistenciales.

Nos avala una amplia trayectoria en el campo asistencial y lo evidencian proyectos como la implantación en las farmacias de los sistemas personalizados de dosificación de medicamentos, el servicio de cesación tabáquica que ofrecen las farmacias para ayudar a los pacientes que quieren dejar de fumar o la detección precoz de enfermedades, como la reciente campaña para la detección de hidradenitis supurativa en farmacias.

También nos hemos implicado de una manera muy activa en la Estrategia de Prevención del Suicidio del Gobierno de Aragón. Primero, con un importante despliegue de formación de nuestros colegiados en salud mental con el curso “Prevención Suicidio: ¿Puede hacer algo el farmacéutico?”. Y, recientemente, hemos lanzado una campaña de prevención del suicidio dirigida al colectivo de personas mayores. Con la pandemia ha aumentado la soledad y la desconexión social de este colectivo, que constituye el grupo etario de mayor riesgo. En 2020, de los 103 suicidios llevados a cabo en Aragón, 44 corresponden a mayores de 60 años.

Como profesionales de la salud en primera línea y por la especial relación de confianza y cercanía con los pacientes, los farmacéuticos pueden tener contacto con personas mayores que están contemplando o planeando suicidarse, convirtiendo esta oportunidad en determinante para ofrecerles ayuda.

 

LA COVID-19 HA ALTERADO EL DÍA A DÍA EN LA FARMACIA COMUNITARIA. ¿QUÉ OPINIÓN TIENE SOBRE LA LABOR DE LAS OFICINAS DE FARMACIA DE ZARAGOZA DURANTE LA PANDEMIA?

La labor de la farmacia ha sido impresionante. Hemos realizado un esfuerzo más allá de nuestro trabajo diario. Hasta en los peores momentos hemos estado siempre al lado de los pacientes, con una cruz verde que nunca se apaga. Como presidenta del Colegio y como profesional, no puedo estar más orgullosa.

De hecho, esta pandemia ha puesto de manifiesto una vez más que los farmacéuticos y las farmacias somos parte inseparable del Sistema Sanitario, es más, somos la primera puerta de acceso al Sistema. Ante los problemas de accesibilidad a los centros de salud y los teléfonos saturados, la farmacia fue una puerta siempre abierta para los ciudadanos, no solo para adquirir medicamentos, sino también para asegurar la continuidad de los tratamientos crónicos a través de receta electrónica e, incluso, realizar seguimientos y controles derivados de los Centros de Salud.

En Aragón, también nos implicamos al máximo en la campaña de vacunación y, como un agente más de Atención Primaria, ayudamos a las personas mayores y sin conocimientos o acceso a Internet a solicitar su cita de vacunación en la farmacia, paliando así la brecha digital, de la que tanto se habla actualmente.

También fuimos pioneros, como explicaba anteriormente, en la realización, en farmacias y por un farmacéutico, de test de antígenos de uso profesional y en la emisión del certificado COVID europeo de prueba negativa, gracias a un acuerdo histórico con la Consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón. Un gran hito profesional, pero también un gran paso en la lucha contra el COVID-19. 

Los farmacéuticos han estado dando lo mejor de sí desde el momento inicial de esta crisis sanitaria, de forma incansable, y con una entrega increíble. Fuera cual fuera su área de ejercicio profesional (hospital, análisis, industria, distribución, docencia, salud pública, farmacia comunitaria…), han estado disponibles en todo momento, a pesar del cansancio, la incertidumbre y el miedo que todos teníamos, especialmente en las primeras semanas. Entrega, dedicación, profesionalidad y responsabilidad creo que son los valores que mejor definen a nuestros compañeros.

Puedes seguir al COF Zaragoza en sus perfiles de TwitterInstagram y Facebook.

 

Descubre más:

Observatorio COF: COF Barcelona 

Comparte