Fibromialgia fatiga crónica

Fibromialgia y síndrome de fatiga crónica: cómo gestionarlas

La fibromialgia y la fatiga crónica impactan en la calidad de vida de quienes las sufren. Estos efectos se pueden mitigar adoptando algunos hábitos saludables.

Jue, 12/05/2022

Qué es la fibromialgia

La fibromialgia es una dolencia que se caracteriza por un dolor generalizado, sin motivo aparente, y que persiste durante más de tres meses. Se cree que la fibromialgia amplifica la sensación de dolor porque afecta al modo en el que el cerebro procesa estas señales. [1]

Este trastorno es más frecuente en mujeres y se da entre el 2% y el 6% de la población general. Además, suele estar asociado al síndrome de fatiga crónica (SFC), que manifiestan entre el 50 y 70% de pacientes con fibromialgia. [2]

 

Síntomas y causas de la fibromialgia

Los síntomas de la fibromialgia suelen empezar tras situaciones como la creación de un traumatismo, una cirugía o situaciones de alto estrés. Los investigadores creen que la estimulación nerviosa repetida puede alterar el cerebro y provocar cambios en los transmisores del dolor. Las causas podrían estar relacionadas con factores genéticos, infecciones o sucesos físicos o emocionales.

Los principales síntomas de la fibromialgia son: [1]

  • Dolor generalizado: se trata de un dolor leve, molesto y constante que se puede sentir en ambos lados del cuerpo y por encima y por debajo de la cintura.
  • Fatiga: el cansancio es muy frecuente, así como trastornos del sueño derivados de las interrupciones al dormir por el dolor.
  • Dificultades cognitivas: la llamada “fibroniebla” causa dificultades de concentración y atención.

 

Qué es el síndrome de fatiga crónica (SFC)

El síndrome de fatiga crónica, por otro lado, se suele reconocer por la presencia de fatiga (física y mental) intensa, debilitante y grave, que persiste durante seis meses o más sin causa específica. A día de hoy, no se conoce qué causa este síndrome exactamente. [3] [4]

 

Síntomas del síndrome de fatiga crónica

Los síntomas del SFC son impredecibles y pueden aparecer y desaparecer con el paso del tiempo. Para diagnosticarlo, es necesario un examen médico completo analizando múltiples factores como la historia clínica o la frecuencia de los síntomas. Los principales síntomas son: [3]

  • Fatiga severa, que se mantiene tras descansar
  • Trastornos del sueño
  • Empeoramiento de la fatiga tras cualquier actividad física o mental
  • Problemas de concentración
  • Dolor
  • Mareos

 

Cómo es el tratamiento de la fibromialgia y la fatiga crónica

Dado que la fibromialgia y la fatiga crónica son enfermedades crónicas, el tratamiento va enfocado a mitigar sus efectos.

Además del dolor, la fibromialgia puede ir acompañada de otros síntomas como cansancio, trastornos del sueño, ansiedad o depresión. Tras el diagnóstico, el tratamiento puede incluir diferentes áreas de actuación, combinando medidas como: [1]

  • Tratamiento farmacológico
  • Fisioterapia
  • Técnicas de relajación
  • Apoyo psicológico

El síndrome de fatiga crónica también es un trastorno complejo y requiere de un tratamiento multidisciplinar, mediante una combinación de terapia basada en el ejercicio físico, tratamiento cognitivo-conductual y diferentes alternativas farmacológicas según el caso. [5]

 

Consejos para el día a día con fatiga y fibromialgia

Los efectos de la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica pueden dificultar el día a día. No obstante, estos se pueden combatir con una serie de recomendaciones que pueden ser muy útiles. [6]

 

Mantener una buena postura

En el día a día, especialmente en actividades como el trabajo o la limpieza de la casa, mantener una postura correcta es importante para evitar sobrecargar el cuerpo y reducir la fatiga: [6]

  • Estar de pie: Mantenerse mucho tiempo de pie puede causar fatiga y dolor en la espalda o en los pies. Es recomendable cambiar de postura a menudo y evitar inclinarse hacia adelante.
  • Sentarse: Hay que mantener la espalda recta, tocando el respaldo de la silla y apoyar ambos pies en el suelo. Si es necesario, se puede usar un cojín para la parte baja de la espalda.
  • Posición para dormir: La “posición fetal” es una buena postura para dormir, colocando el cuerpo de lado con las rodillas algo dobladas, con el cuello y la cabeza alineados con la espalda.
  • Recoger algo del suelo: Hay que evitar inclinarse y doblar la espalda. La mejor postura consiste en agacharse, doblando las rodillas, con la espalda recta y acercando el peso al cuerpo.
  • Cocinar: Es conveniente colocar las sartenes y otros instrumentos pesados que se usen a menudo en una posición en la que sean fáciles de coger, a la altura de la cintura o el pecho. También se puede contar con un taburete o escalerilla para llegar a los armarios altos sin estirarse.
  • Comprar: Conviene más espaciar las compras a lo largo de la semana para evitar cargar con mucho peso. Si se usan bolsas, es mejor distribuir los pesos entre ambos brazos. Si se usa un carro, empujarlo con ambas manos a la altura de la cintura.

 

Seguir una dieta equilibrada y sueño saludable

Una nutrición adecuada puede ayudar a mantener un peso saludable, un factor clave para evitar la sobrecarga de músculos y tendones en la fibromialgia y en la fatiga crónica. Mediante una alimentación equilibrada, las personas con estas dolencias pueden mejorar su calidad de vida. [6]

Algunas de las claves a tener en cuenta para seguir una dieta saludable son:

  • Realizar ejercicio físico regular y adaptado según el caso.
  • Beber agua regularmente y evitar el alcohol.
  • Priorizar las comidas a base de cereales, verduras y frutas.
  • Utilizar aceite de oliva virgen en las preparaciones.
  • Comer una ración diaria moderada de carne blanca, pescado, huevos o legumbres.
  • Reducir la ingesta de carne roja, comida procesada, grasas saturadas y dulces.

 

Mantener un sueño saludable

Otra clave para reducir los síntomas de la fibromialgia se haya en mantener un sueño saludable, es decir, dormir las horas suficientes y descansar de forma adecuada. Algunas recomendaciones en este ámbito incluyen: [6]

  • Cenar de forma moderada y un par de horas antes de dormir.
  • Seguir una rutina del sueño e irse a dormir a la misma hora cada día.
  • No hacer ejercicio al menos 3 horas antes de dormir.
  • No usar la cama para otras actividades como ver la tele.
  • Mantener una buena temperatura y reducir el ruido en la habitación.
  • Tratar de relajarse antes de dormir (leer, meditar, darse un baño, escuchar música relajante…)

 

Referencias

[1] Fibromialgia. Mayo Clinic. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/fibromyalgia/symptoms-causes/syc-20354780. [Acceso: 19/04/2022]

[2] Fibromialgia: qué es, síntomas, diagnóstico y tratamiento. Fundación Española de Reumatología. Disponible en: https://inforeuma.com/enfermedades-reumaticas/fibromialgia/ [Acceso: 19/04/2022]

[3] Síndrome de fatiga crónica. Medline Plus. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/chronicfatiguesyndrome.html [Acceso: 19/04/2022]

[4] Síndrome de fatiga crónica. Mayo Clinic. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/chronic-fatigue-syndrome/symptoms-causes/syc-20360490. [Acceso: 19/04/2022]

[5] Arruti Bustillo, M. et al. Síndrome de fatiga crónica. Elsevier. Disponible en: https://www.elsevier.es/en-revista-medicina-familia-semergen-40-articulo-sindrome-fatiga-cronica-S1138359309726760 [Acceso: 19/04/2022]

[6] A beginner’s guide to fibromyalgia. Fibromyalgia Awareness Association. Disponible en: http://www.fibro.info/guideen.pdf [Acceso: 19/04/2022]

Comparte