farmacéutico

Zigor Etxabe: “En la farmacia, hay mucho trabajo por hacer y debemos trabajar todos en el mismo sentido”

Entrevistamos a Zigor Etxabe, farmacéutico adjunto y presidente de la ASFAS. Hablamos sobre la botica y nos explica cuáles son los objetivos de la asociación.

Zigor Etxabe

Farmacéutico adjunto y presidente de ASFAS

Mié, 06/07/2022

Cuéntanos un poco de ti. ¿Cuántos años hace que ejerces de farmacéutico? ¿Por qué te decidiste a ser farmacéutico?

Bueno, yo estudié Farmacia en Vitoria, en la Universidad del País Vasco, y empecé a trabajar en oficina de farmacia en un pueblo de Gipuzkoa llamado Tolosa como técnico. La vida y el amor me trajeron a Sevilla donde llevo ejerciendo de farmacéutico adjunto por algo más de 10 años.

 

Háblanos un poco de tu farmacia en la que trabajas. ¿Cuánto hace que está abierta? ¿Siempre ha estado en la misma ubicación? ¿La denominación de la farmacia ha sido siempre la misma?

Yo trabajo en la farmacia del Ldo. Francisco Javier Fernández Arenillas, en San Juan Aznalfarache, en el Barrio Alto. Es una farmacia que abre todos los días del año desde las 8 de la mañana hasta las 10 de la noche.

Está en esa ubicación desde hace más de 30 años. Han pasado dos titulares antes del actual por esa localización, aunque en su momento estuvo situada en el barrio bajo.

 

En época de pandemia, las redes fueron muy útiles para mantener a los pacientes informados

 

¿Cuántas personas forman parte del equipo de la farmacia?

Actualmente somos 8+2: el titular, 3 farmacéuticos adjuntos, 2 técnicos, 1 auxiliar y 1 limpiadora, además de 1 técnica nueva que ha entrado para las vacaciones de verano. También incluimos en el equipo a 1 dietista que viene todos los martes.

 

¿Qué servicios ofrecéis en la farmacia? ¿Cuáles son los más importantes o los que destacaríais?

El servicio más importante que damos es el SPD. Tenemos varios pacientes a los que hacemos los pastilleros y el consiguiente seguimiento de la medicación, pero, además, trabajamos con una residencia de ancianos pequeña a la que hacemos también los pastilleros semanales.

Otro servicio importante y con mucho éxito es el de nutrición que da la compañera dietista, que tiene muy buena acogida hasta el nivel de tener lista de espera.

Además, realizamos seguimientos de tensión, glucosa y hemoglobina glicosilada, colesterol y triglicéridos.

 

¿Cuál es el perfil de cliente que visita vuestra farmacia? ¿Piden muchos servicios farmacéuticos?

Al ser una farmacia que abre todos los días, tenemos todos los perfiles posibles. Estamos cerca de un centro de salud, por lo que viene mucha gente a por su medicación habitual entre semana. También vienen los pacientes habituales del barrio de toda la vida. Y a eso se añade, sobre todo los fines de semana, los pacientes de urgencia del centro de salud y los pacientes de paso.

Tras la bajada normal de la época de pandemia, los pacientes vuelven a solicitar los servicios farmacéuticos como antes, y cada vez más.

 

¿Qué herramientas de comunicación usáis con el paciente? ¿Cómo os soléis comunicar con ellos?

En la época de las redes sociales - tenemos Facebook e Instagram - nos seguimos comunicando como podemos. Utilizamos estas dos redes, pero, teniendo en cuenta la edad de los pacientes habituales, seguimos comunicándonos en persona y por teléfono. No obstante, hay que reconocer que, en época de pandemia, las redes fueron muy útiles para mantener a los pacientes informados.

 

Buscamos conseguir mejoras en la vida laboral de los compañeros farmacéuticos

 

¿Y con los médicos? ¿Mantenéis una relación fluida?

Eso es más complicado. Lo hemos intentado varias veces, con diferentes resultados. En este centro de salud hay mucho movimiento de personal últimamente y ha habido compañeros sanitarios con quienes hemos podido comunicarnos bien y colaborar, pero otros más cerrados con los que no hemos podido hablar.

 

Además de farmacéutico, eres presidente de la Asociación Sindical de Farmacéuticos Adjuntos de Sevilla (ASFAS). ¿Cuáles son tus funciones?

Yo soy uno más. Soy presidente porque alguien tenía que tomar el puesto, pero, dentro de la junta directiva, todos trabajamos por igual. Todos trabajamos con ganas en este proyecto que cada vez es más grande y que sigue creciendo siempre buscando conseguir mejoras en la vida laboral de los compañeros farmacéuticos, tanto de oficina de farmacia como de otras ramas.

 

¿Qué objetivos se plantea ASFAS para el futuro próximo?

En el futuro más próximo, queremos seguir ayudando con nuestro trabajo y apoyo a los farmacéuticos adjuntos de Andalucía como venimos haciendo hasta ahora, sobre todo con nuestro servicio jurídico. Con este, hemos conseguido que muchos compañeros cobren los atrasos derivados de la sentencia sobre el convenio XXV de oficinas de farmacia y que nuestros afiliados estén informados sobre sus derechos laborales. En un futuro algo más lejano, queremos sentarnos a la mesa de negociación del primer convenio andaluz de oficinas de farmacia.

 

La oficina de farmacia va a evolucionar y hay que prepararse

 

¿Cómo imaginas la farmacia comunitaria del futuro?

Con mucha incertidumbre. Hay muchas farmacias que se están convirtiendo en supermercados o meros dispensadores de medicamentos y parafarmacia. Desde las instituciones colegiales, se trabaja muy lentamente en temas importantes como puede ser la recertificación, por ejemplo, un instrumento muy válido para mejorar la conciencia de servicio sanitario de la farmacia.

Hay mucho trabajo por hacer y debemos trabajar todos en el mismo sentido, tanto desde las altas instancias de las instituciones, como de las asociaciones científicas, los trabajadores, los laboratorios…

 

Por último, ¿qué mensaje le darías a un estudiante de farmacia que tiene toda su carrera profesional por delante?

Que cambie de carrera. No, en serio, cuando vienen estudiantes a hacer las prácticas a mi farmacia siempre les digo que, si pueden, hagan un máster o sigan estudiando, que la oficina de farmacia siempre va a estar ahí como una opción. Con eso no les digo que sea un trabajo ingrato, sino que prueben otras opciones mientras puedan, ya que la oficina de farmacia va a evolucionar y hay que prepararse y, cuando se es joven, se tienen más facilidades para formarse.

 

Puedes seguir a Zigor Etxabe en Twitter.

Puedes descubrir más sobre ASFAS (Asociación Sindical de Farmacéuticos Adjuntos de Sevilla) en su página web, en Twitter y en Facebook.

 

Descubre más:

Observador del mes: Julián Laínez 

Comparte