Susana Gregorio: “No hemos de perder la verdadera esencia que aporta la cercanía que ofrece el farmacéutico”

Susana Gregorio

Farmacéutica comunitaria adjunta
Mar, 08/02/2022

Cuéntanos un poco de ti. ¿Cuántos años hace que ejerces de farmacéutica? ¿Por qué te decidiste a ser farmacéutica?

Hace veinticinco años más o menos que llevo ejerciendo como farmacéutica, y aunque la mayor parte de mi vida laboral la he desarrollado en farmacia comunitaria, también he trabajado en otros sectores, como el alimentario y la industria farmacéutica.

Han pasado tantos años desde que tomé la decisión de estudiar Farmacia que apenas recuerdo el motivo. En mi familia no existen antecedentes, con la excepción de un primo de mi padre al que no conozco en persona.

Recuerdo que me gustaba la química y lo relacionado con la salud, y Farmacia abarcaba ambas cosas, así que supongo que por eso me decidí por ello.

 

Háblanos un poco de la farmacia donde trabajas. ¿Cuánto hace que está abierta? ¿Siempre ha estado en la misma ubicación? ¿La denominación de la farmacia ha sido siempre la misma?

En estos momentos estoy trabajando en una farmacia de un pueblo de Navarra. Lleva abierta desde el año 2002, cuando cambió la ley en la Comunidad Foral. Ha cambiado una vez de ubicación, pero apenas unos metros en la misma calle. La denominación siempre ha sido la misma porque no ha cambiado de titular en todos estos años. Quiero apuntar que soy adjunta y que trabajo con un equipo de personas extraordinario.

 

“Si tengo que destacar algún servicio, sin duda sería el servicio de asesoramiento nutricional”

 

¿Cuántas personas forman parte del equipo de la farmacia?

Pues en total somos cuatro personas: dos auxiliares, la farmacéutica titular y yo.

 

¿Qué servicios ofrecéis en la farmacia? ¿Cuáles son los más importantes o los que destacaríais?

Los servicios que normalmente se ofrecen, tales como toma de tensión, atención e indicación farmacéutica… pero si tengo que destacar alguno, sin duda sería el servicio de asesoramiento nutricional, que se realiza hace un montón de años con un nutricionista externo, y cómo no, y bajo mi punto de vista el más importante, la elaboración de los SPD.

 

¿Cuál es el perfil de cliente que visita vuestra farmacia? ¿Piden muchos servicios farmacéuticos?

Pues, al ser una farmacia de pueblo, el perfil es muy variado, pero casi todos son clientes de toda la vida.

Al final, los servicios que se realizan son los que se demandan, así que este aspecto estamos bastante contentos.

 

“Si algo me gustaría destacar son las ponencias en congresos o charlas dirigidas a farmacéuticos, donde existe una interacción importante entre el oyente y el comunicador”

 

¿Qué herramientas de comunicación usáis con el paciente? ¿Cómo os soléis comunicar con ellos?

Pues el tú a tú, sobre todo. Ya te digo que esto es una farmacia de pueblo, y desde hace relativamente poco hemos incorporado el Whatsapp. Sobre todo, para el tema de encargos, ya que las dudas sobre temas farmacéuticos se siguen resolviendo en persona o por teléfono.

 

¿Y con los médicos? ¿Mantenéis una relación fluida?

Pues al respecto de este tema sólo puedo decirte que, si alguna vez hemos tenido que comunicarnos, no ha habido mayor problema en cuanto a dudas telefónicas para ayudar a algún paciente.

 

Además de farmacéutica comunitaria, tienes experiencia en la docencia. ¿Qué temáticas has abordado en este ámbito?

La temática sobre todo va enfocada al ámbito nutricional. Concretamente, tengo una amplia experiencia en el tema de microbiota y probióticos.

 

También has participado en publicaciones y comunicaciones científicas. ¿Cuáles destacarías?

En este aspecto, puedo decir que han contado conmigo para el desarrollo de cursos online, máster, guías, comunicaciones científicas en congresos de farmacia y un amplio etc. Para mí, todo lo que hago es igual de importante porque me acerca a una temática que me apasiona, pero si algo me gustaría destacar son las ponencias en congresos o charlas dirigidas a farmacéuticos, donde existe una interacción importante entre el oyente y el comunicador.

 

“La farmacia debe tener una visibilidad mayor y las herramientas digitales y las redes sociales facilitan mucho esta labor”

 

¿Cómo imaginas la farmacia comunitaria del futuro?

Pues si te digo la verdad, no imagino nada en concreto. Sí que las nuevas tecnologías han cambiado la forma de comunicarse en cuanto a abrir la farmacia al mundo digital. De este modo, la población conoce un poco más cuál es nuestro día a día.

La farmacia debe tener una visibilidad mayor y las herramientas digitales y las redes sociales facilitan mucho esta labor. Realmente vamos caminando poco a poco hacia ese punto.

Lo que no hemos de perder es la verdadera esencia que aporta la cercanía que ofrece el farmacéutico a la población. Recordemos que hay más de 22.000 farmacias repartidas por todos los puntos del país, y eso es algo que hace único nuestro servicio.

 

¿Qué mensaje le darías a un estudiante de farmacia que tiene toda su carrera profesional por delante?

Que no se conforme. Nuestra profesión tiene muchas salidas profesionales. Que luche de principio a fin por lo que quiere. A fin de cuentas, es lo que va a hacer toda su vida.

 

Por último, ¿nos podrías contar alguna anécdota o curiosidad que recuerdes haber vivido en la farmacia?

Hace poco tuvimos un cliente mayor que cada 3 o 4 días nos compraba un cacao de barra. Era tan frecuente que, incluso, apuntamos en la libreta la frecuencia con la que lo hacía.

No entendíamos muy bien qué es lo que hacía con ellos, hasta que un día nos enteramos por un familiar que los usaba para darse en el culo porque se le escocía. Pudo estar más de un año comprando las barritas de cacao.

 

Puedes seguir a Susana Gregorio en Twitter.

 

Descubre más:

Observador del mes: Gonzalo y Alejandro Adsuar 

Comparte