Interacciones entre medicamentos y plantas medicinales

El consumo de fitoterapia ha crecido en los últimos años. Una parte importante de la población reconoce su uso para prevenir o tratar afecciones. Esto se debe, en parte, a la facilidad que existe para adquirir estos productos.

 

 

Algunas de los productos más conocidos procedentes de plantas medicinales son el aloe vera, la valeriana y la soja. Estos productos suelen consumirse, en parte, gracias a la facilidad para adquirirlos. No obstante, existen contraindicaciones y riesgos para la salud, como trastornos gastrointestinales y reacciones graves cardiovasculares y hepáticas.

Por ello, el farmacéutico puede preguntar al paciente sobre el uso de estas terapias, proponer alternativas más seguras para la salud y recomendar en contra de su consumo a embarazadas, pacientes oncológicos o con patología hepática.

Comparte