Piel del bebé

Cómo cuidar de la piel de tu bebé recién nacido correctamente – Teva

La piel del bebé es más delicada que la del adulto, por lo que requiere un cuidado especial. Descubre cómo tratar y prevenir las irritaciones más frecuentes.

Las preguntas sobre el cuidado de la piel del bebé son muy habituales entre los padres y madres, ya que las irritaciones cutáneas son un problema frecuente en los menores de 2 años. Su piel, todavía en desarrollo, pasa por una serie de cambios y alteraciones que requieren una atención especial y que, en algunos casos, puede incluso necesitar la atención de un profesional. [1]

 

Características de la piel del bebé

Tras la gestación, los órganos del bebé no están totalmente maduros. Esto incluye la piel, que continúa desarrollándose una vez el bebé ya ha nacido. Esta piel es cinco veces más delgada que la de un adulto y su espesor aumenta hasta la pubertad. [2]

En la piel del bebé, la capa más externa, conocida como “estrato córneo”, se encuentra todavía en desarrollo, lo que la hace más sensible y delicada. Al ser más delgada, la pérdida de calor y de agua en la piel del bebé es mayor que en la del adulto. [1]

El pH normal de un bebé también es más elevado que el de un adulto, ya que contiene una menor concentración de ácidos, lo que favorece el desarrollo de microorganismos infecciosos y parasitarios porque encuentran menos resistencia. El sistema inmune, todavía inmaduro, supone un mayor riesgo de contraer enfermedades cutáneas infecciosas o inflamatorias. [1]

Otras particularidades de la piel del bebé que pueden aumentar el riesgo de alguna afección cutánea incluyen: [2]

  • Sudor: El cuerpo de los bebés tiene menos control sobre las glándulas sudoríparas de lo que tendría un adulto, por lo que la piel del bebé tiene a ser más seca y con tendencia a agrietarse.
  • Grasa: Las glándulas sebáceas están muy desarrolladas por las hormonas de la madre durante el embarazo, pero su secreción disminuye tras el nacimiento. Esto se traduce en un resecamiento de la piel que durará hasta la adolescencia, con la aparición de las hormonas sexuales.
  • Melanina: La producción de melanina, una sustancia que pigmenta y ofrece protección a la piel, es mucho más lenta en el organismo del bebé. Debido a ello, es especialmente vulnerables a las radiaciones de los rayos ultravioletas de la luz solar.

 

¿Qué problemas de la piel son más comunes en los bebés?

Debido a sus características y a su particular vulnerabilidad, los problemas en la piel son habituales en los bebés. En general, distinguimos estas afecciones según su origen: [2]

  • Adquiridos: los más comunes, especialmente durante el primer año. La mayor parte de los casos no requiere tratamiento.
  • Congénitos: poco frecuentes, son problemas que ocurren mientras el bebé se desarrolla en el útero materno. Pueden deberse a razones genéticas, exposición a medicamentos o productos tóxicos, infecciones, falta de nutrientes…

Aunque en general no son afecciones graves, es necesario aprender cómo prevenirlas y tratarlas: [3] [4]

  • Dermatitis del pañal: se produce a causa de los pañales mojados o manchados. Genera rojez y sensibilidad en la piel del bebé.
  • Eccema: se manifiesta en forma de piel seca, inflamada o escamada o como pequeños bultos rojos que pueden formar ampollas y supurar si se infectan.
  • Sudamina o miliaria: aparece como producto del calor en verano o por exceso de abrigo. Se da en forma de granitos rojos o blanquecinos en los pliegues de la piel, el área del pañal o en las zonas donde la ropa suele ir más ceñida.
  • Costra láctea (dermatitis seborreica): se manifiesta como zonas escamadas en el cuero cabelludo o en los pliegues y hendiduras de la piel y es común durante los primeros días o semanas de vida. Suele remitir por sí sola en semanas o meses y, salvo que el médico indique lo contrario, no requiere tratamiento. Las escamas pueden retirarse con un cepillo para bebés después del baño con un champú suave o aplicando aceites minerales o vaselina en pequeñas cantidades.
  • Acné neonatal: aparece temporalmente en los bebés debido a la presencia de hormonas maternas al nacer. Es similar al acné, pero es menos agresivo y desaparece sin dejar marca.

 

Requisitos básicos de los productos para el bebé

Es normal tener dudas sobre cómo cuidar la piel de su bebé correctamente. Lo principal es mantener una buena higiene diaria y utilizar productos adecuados para no alterar la piel. Estos productos deben seguir unos requisitos básicos: [2]

  • Mínima irritabilidad.
  • Máxima inocuidad de sus componentes.
  • Protección alta para la piel.
  • Que no eliminen en exceso la barrera cutánea que protege la piel.
  • Seguridad.
  • Estabilidad.

 

Consejos para el cuidado de la piel del bebé recién nacido

Algunos consejos generales a seguir son: [5] [6]

 

Cambia a menudo el pañal del bebé

Tardar demasiado en cambiarlos favorece la dermatitis del pañal. Hay que lavar la piel con agua templada y jabón suave, no ajustarlos mucho y quitárselos durante ratos breves para dejar que la piel se seque. Para lubricar y proteger el área, se puede optar por aplicar un ungüento, pomada, crema o loción. El óxido de zinc es el ingrediente activo en varios productos para la dermatitis del pañal, como Sudocrem. Su mezcla única de ingredientes le otorga propiedades calmantes y curativas, funcionando a modo de barrera entre la piel del bebé y los irritantes y aliviándole el picor. Además, es recomendable evitar los polvos de talco y las toallitas con alcohol o fragancias.

 

No abuses del baño

Lavar a diario a los bebés puede ser contraproducente. Para evitar o tratar eccemas, se pueden aplicar aceites no alergénicos, pomadas o ungüentos sin fragancia, especialmente después del baño, mientras la piel está húmeda.

 

Usa jabones neutros

Es fundamental que el ph de la piel esté entre un 5,5 y un 7 (ph neutro). Por este motivo, hay que prestar especial atención a que el jabón sea neutro, dado que la mayoría tienen un ph alcalino.

 

Que su piel no se exponga al sol directo

Hasta los tres años, los bebés deberían evitar la exposición directa al sol. En caso de salir al exterior, es importante usar protección solar.

 

Cuida que no se exponga a temperaturas altas o bajas

Las altas temperaturas pueden causar sudamina o fiebre, mientras que el frío puede provocar hipotermia o paniculitis.

 

Usa preparados sin alcalinos a la hora de cambiar el pañal

Se deben evitar los jabones alcalinos o con perfumes para prevenir irritaciones. Los jabones alcalinos, con el tiempo, acaban rompiendo la protección natural de la piel.

 

Lociones humectantes tras el baño

Cuando la piel del bebé sea muy seca, es recomendable el uso de loción corporal para conseguir una hidratación mayor después del baño, cuando la piel todavía está húmeda.

 

No abuses de los antisépticos

No conviene abusar de los productos con antisépticos, especialmente de aquellos con alcohol, ya que pueden cambiar el pH de la piel del bebé o provocar quemaduras. 

 

Viste al bebé con ropa ligera y holgada en verano

La ropa debe ser preferiblemente de algodón. Además, se deben evitar las capas extra de ropa en invierno que puedan darle demasiado calor al bebé, para prevenir la aparición de la sudamina.

 

Descubre más:

Infografía: Cuidado de la piel del bebé 

 

Referencias

[1] Bau, C., Del Pozo, A. Cosmética infantil (I). Características generales de la piel del bebé. Elsevier. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-cosmetica-infantil-i-caracteristicas-generales-13042383 [Acceso: 01/06/2022]

[2] Muñoz, M. J. Higiene y cuidados de la piel del bebé. Elsevier. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-higiene-cuidados-piel-del-bebe-13044453 [Acceso: 01/06/2022]

[3] Skin care for your baby. NCBI. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2528704/ [Acceso: 01/06/2022]

[4] Costra láctea (dermatitis seborreica) en los bebés. KidsHealth. Disponible en: https://kidshealth.org/es/parents/cradle-cap-esp.html [Acceso: 01/06/2022]

[5] Claves para el cuidado de la piel del bebé recién nacido. Cuídate Plus. Disponible en: https://cuidateplus.marca.com/familia/bebe/2016/07/15/claves-cuidado-piel-bebe-recien-nacido-113403.html [Acceso: 01/06/2022]

[6] El baño del bebé: cinco respuestas para cuidar su piel. Consumer. Disponible en: https://www.consumer.es/bebe/el-bano-del-bebe-cinco-respuestas-para-cuidar-su-piel.html [Acceso: 05/07/2022]

Comparte