crema-para-las-manos

Consejos para cuidar tu piel en invierno: descubre cómo

La piel es especialmente sensible al invierno, por lo que debemos aprender cómo cuidarla correctamente para evitar que sufra.

Cómo mantener bien la piel en invierno

El invierno es una época delicada para la piel debido a factores como el frío, el aire, la falta de humedad y los contrastes de temperatura que pueden causar sequedad y un envejecimiento prematuro de la piel si esta no se protege. Por ello, conocer los cuidados adicionales que se deben aplicar para mantener la salud de la piel en invierno tiene muchos beneficios. [1]

 

Elegir el producto para la piel adecuado

Para elegir un producto que se adapte bien a las necesidades, primero hay que conocer el tipo de piel o si se tiene alguna clase de sensibilidad o problema en la piel. Según estas condiciones, es necesario consultar con un dermatólogo para que recomiende un tratamiento adecuado.

Los principios activos recomendados para la piel se dividen en [2]:

  • Pieles no sensibles: para las pieles no sensibles se recomiendan sobre todo los productos con vitamina C, el ácido retinoico, el ácido glicólico y los hidroxiácidos.
  • Pieles sensibles: existen pieles sensibles e intolerantes a ciertas sustancias requieren productos ricos en sustancias calmantes, vasoconstrictoras y descongestivas como dexpantenol, alfabisabolol rusco o ácido glicirrético. Se deben evitar productos con alcohol, conservantes o perfumes.

También existen diferencias según la textura de los productos para la piel [3]:

  • Fluido: los productos con textura fluida son más ligeros y poseen una mayor cantidad de líquido, por lo que son adecuados para pieles mixtas o grasas. Se suelen utilizar en hidratantes de día para el rostro.
  • Crema: los productos en crema contienen más lípidos que hacen su consistencia más espesa, por lo que son ideales para pieles secas.
  • Emulsión: las emulsiones tienen un peso molecular medio, ni muy ligero ni muy pesado, y pueden ser adecuadas para todos los tipos de piel.

 

Cómo cuidar la piel del rostro en invierno

Las zonas más sensibles a los efectos del invierno son las mejillas, los labios, el cuello, el escote y las manos. Casi todas ellas están situadas en el rostro, por lo que cuidar la piel de la cara es una prioridad, especialmente en caso de piel sensible. [2]

La rutina de cuidados facial también debe cambiar una vez llegan los cambios de temperatura. Estos consejos pueden ser útiles para mantener la hidratación del rostro frente a las adversidades durante los meses más fríos.

Hidratación externa

Cada piel tiene necesidades distintas y requiere diferentes productos y frecuencias de aplicación. Sin embargo, como regla general, es conveniente hidratar la piel a diario y después de cada baño, especialmente si se tiene algún tipo de dermatosis, como dermatitis atópica o psoriasis. [2]

Antes de darse un baño, hay que recordar que, aunque es tentador subir la temperatura del agua en las duchas y lavados cuando hace frío, lo mejor es evitarlo y usar siempre agua templada. El agua caliente provoca una pérdida de lubricación en la piel [1]. Además, para no alterar los aceites naturales que mantienen la hidratación, hay que evitar darse duchas muy largas o con demasiada frecuencia y siempre secarse muy bien. [4]

 

Hidratación interna

No solo es importante hidratar la piel mediante productos externos. Otra medida fundamental es beber suficiente agua: al menos entre 1,5 y 2 litros repartidos a lo largo del día. [2]

De la misma forma, la alimentación también juega un papel en la hidratación de nuestro cuerpo. Es importante prestar atención al consumo de vitamina C y de antioxidantes. Además, se debe evitar el alcohol y el tabaco. [2]

 

Limpieza en profundidad de nuestra piel

Hay que prestar atención a la limpieza de la piel y mantener una rutina de cuidado diario con los productos adecuados. Es conveniente realizar esta rutina por la mañana y por la noche para mantener una piel suave e hidratada. [1]

No obstante, hay que vigilar para no excederse. Algunos productos, como jabones de manos, cara y cuerpo, pueden ser abrasivos para la piel o sencillamente inadecuados para las pieles sensibles. Es importante prestar atención a los productos que se compran: hay que asegurarse de que son suaves y están dermatológicamente testados. [1] [2]

 

Protección solar, aunque no haga calor

En invierno, aunque haga frío, no desaparece el riesgo de dañar la piel por la exposición solar, especialmente si estamos en una zona de nieve, donde se puede reflejar hasta un 80% de la radiación solar. Las gafas de sol y la crema solar son aliados para mantener la piel bien cuidada ante sus efectos. [2]

 

Cuidar nuestros labios en invierno

La piel de los labios es susceptible a agrietarse ante las bajas temperaturas, aunque puede darse en otras circunstancias. En estos casos, hay una serie de recomendaciones que se pueden seguir para evitar sus síntomas [5]:

  • Proteger los labios con un bálsamo y cubrirlos con una bufanda.
  • Evitar lamerse los labios, ya que esto los deja todavía más resecos.
  • Mantenerse hidratado bebiendo suficiente agua.
  • Si el ambiente en casa es seco, usar un humidificador.
  • Respirar por la nariz y no por la boca.

 

Exfoliación de nuestros poros

Exfoliar la piel de la cara, un tratamiento que elimina las células muertas acumuladas en la superficie de la piel, puede ser una manera de ayudar a suavizar la piel y frenar el envejecimiento cutáneo. [6]

La exfoliación, no obstante, puede ser agresiva para pieles sensibles y resecas si se realiza con demasiada frecuencia o con productos abrasivos. Es suficiente con exfoliar la piel una vez a la semana, y siempre con suavidad. Tampoco es recomendable exfoliarse si se tienen labios resecos. [1] [5]

 

Hidratar la piel no expuesta

Las zonas más expuestas del cuerpo, como el rostro o las manos, son las que más sufren, pero no son las únicas que deben cuidarse. La hidratación de toda la piel es importante en épocas como el invierno, que la perjudican más. Además, también se debe reducir la exposición a los elementos lo máximo posible utilizando prendas de abrigo como guantes o bufandas. [2]

 

Descubre más:

Manual: Cómo cuidar bien la piel en invierno 

 

Referencias

[1] 10 consejos para cuidar la piel en invierno. GranaFarma. Disponible en: https://www.granafarma.com/blog/10-consejos-para-cuidar-la-piel-en-invierno/ [Acceso: 17/10/2022]

[2] Diez consejos para cuidar la piel en invierno. Quirón Salud. Disponible en: https://www.quironsalud.es/blogs/es/piel-protege-cuidala/diez-consejos-cuidar-piel-invierno [Acceso: 17/10/2022]

[3] Cremas: Dime qué tipo de piel tienes y te diré la textura que necesitas. Biut. Disponible en: https://biut.latercera.com/belleza-salud/2019/07/texturas-de-cremas-para-tipos-de-piel/ [Acceso: 17/10/2022]

[4] Winter skin care: Keep your skin in top shape through the cold, dry winter. ReidHealth. Disponible en: https://www.reidhealth.org/blog/winter-skin-care-keep-your-skin-in-top-shape-through-the-cold-dry-winter [Acceso: 17/10/2022]

[5] Chapped Lips. WebMD. Disponible en: https://www.webmd.com/beauty/why-your-lips-are-chapped [Acceso: 17/10/2022]

[6] ¿Qué es la exfoliación corporal y qué beneficios tiene? Escuela Ergon. Disponible en:  https://escuelaergon.com/que-es-la-exfoliacion-corporal-y-que-beneficios-tiene/ [Acceso: 17/10/2022]

Comparte