dolor-en-la-rodilla

Dolor articular: Tratamientos antiinflamatorios para su alivio

Existen numerosos casos de dolor articular, así como diferentes causas. Descubre consejos para reducir y aliviar la inflamación de las articulaciones.

Mar, 15/11/2022

El dolor articular puede tener muchos orígenes diferentes, como un esguince o una tendinitis, o una causa crónica como la fibromialgia o el lupus. [1]

 

Qué es el dolor articular

El dolor articular puede ser una afectación de cualquier parte de la articulación que puede provocar molestia o, incluso, inflamación. Este dolor puede presentarse por algún problema en el cartílago, el hueso, los ligamentos, los tendones o los músculos. [1]

Además, este dolor puede tener diferentes grados de intensidad. Puede ser:

  • Dolor suave: puede provocar molestias a la hora de realizar determinadas actividades.
  • Dolor intenso: provoca una mayor limitación en el movimiento, el cual puede generar un gran dolor.

El dolor en el interior de la articulación, también conocido como artralgia, puede ir acompañado de inflamación (artritis).

 

Tratamiento del dolor articular

El dolor en las articulaciones puede tener causas muy diferentes y, dependiendo del origen, se recomienda un tratamiento distinto. De hecho, hay casos en los que ni siquiera se requiere tratamiento, ya que el dolor desaparece por sí solo.

En cualquier caso, es aconsejable consultar al médico para que indique el tratamiento más adecuado. Es especialmente importante consultar al médico en caso de que [2]:

  • El dolor en las articulaciones limite la realización de actividades habituales del día a día o bien afecte al sueño.
  • El dolor empeore.
  • El dolor no se haya reducido después de haberlo tratado durante 14 días.
  • Las articulaciones estén rígidas tras haber pasado un mínimo de 30 minutos después de haber despertado.

El dolor en las articulaciones se puede tratar de aliviar mediante [2] [3]:

  • Medicamentos: en caso de inflamación, se pueden aplicar antiinflamatorios no esteroideos (AINE). En caso de infección, el profesional médico puede optar por un tratamiento de antibióticos.
  • Aplicación de hielo: la aplicación de hielo puede aliviar el dolor debido a la inflamación de la articulación. Es recomendable el uso de una toalla, por ejemplo, para evitar la aplicación directa sobre la piel. Es recomendable que se aplique varias veces al día durante unos 15 o 20 minutos.
  • Actividad física: caminar, nadar, realizar estiramientos o practicar algún ejercicio aeróbico de bajo impacto puede ayudar a recuperar la fuerza de las articulaciones afectadas.
  • Perder peso: en caso de sobrepeso, es recomendable bajar de peso de forma saludable. De esta manera, se reduce la tensión en las articulaciones.
  • Fisioterapia: las sesiones de fisioterapia pueden ayudar a reducir el dolor y mejorar la flexibilidad.

Además, es recomendable no llevar objetos de peso ni dejar de mover la articulación afectada por completo, a menos que el médico indique lo contrario.

En caso de tendinitis, es importante tener en cuenta diferentes aspectos [4]:

  • Descanso: realizar actividades que no requieran realizar presión en el tendón afectado, evitando aquellas que puedan provocar dolor o hinchazón.
  • Aplicación de hielo: aplicar hielo de 15 a 20 minutos varias veces al día para reducir el dolor y la hinchazón.
  • Compresión: comprimir la zona afectada hasta que desaparezca la hinchazón.
  • Elevación: elevar la pierna por encima de la altura del corazón puede ayudar a rebajar la inflamación.

 

Causas frecuentes que producen el dolor muscular

Existen numerosos aspectos que pueden provocar dolor muscular. En general, las causas se suelen encontrar en la tensión, el esfuerzo y la sobrecarga. [5]

 

Sobrecarga muscular

La sobrecarga muscular es una lesión habitual entre las personas que practican deporte de forma regular y puede afectar al músculo o las articulaciones.

Existen diferentes factores que pueden provocar una lesión por sobrecarga [6]:

  • Cambios en la rutina de entrenamiento: existen determinados cambios que pueden incrementar la intensidad de forma excesiva.
  • Errores en la actividad: en ocasiones, puede haber la voluntad de realizar la actividad física a una velocidad mucho mayor de la habitual. Esto puede provocar una distensión de los músculos.
  • Errores técnicos: existen actividades físicas que requieren una cierta técnica y, si no se tiene, es posible que los músculos padezcan una tensión excesiva.

 

Lesiones en fibras musculares

Cuando se practica deporte con frecuencia, también pueden aparecer lesiones en las fibras musculares. Cuando hay una rotura fibrilar, también conocida como desgarro muscular, quedan afectadas las fibras del músculo. Así, la gravedad de la lesión queda determinada por el músculo afectado y el número de fibras que se han roto.

Esta lesión puede aparecer debido a [7]:

  • Falta de ejercicio: la poca práctica de ejercicio físico debilita el tejido del músculo y las fibras pueden romperse con mayor facilidad.
  • Mala circulación: cuando hay una mala circulación en las arterias y las venas, el músculo se fatiga más y puede verse afectado fácilmente.
  • Enfermedades metabólicas: por ejemplo, la diabetes.
  • Mala alimentación: de esta manera, los músculos pueden debilitarse.

Los síntomas del desgarro muscular son [7]:

  • Dolor intenso
  • Hematoma debido a la rotura de vasos sanguíneos
  • En algunos casos, puede haber una contracción de músculos que afecte al movimiento
  • En ocasiones, puede haber mareos y sudor frío

 

Tratamiento para aliviar el dolor muscular

No hay ninguna manera de evitar el dolor muscular, pero existen diferentes consejos que pueden ayudar a reducir el dolor [8]:

  • Calentar antes de hacer ejercicio: hacer un buen calentamiento antes de hacer deporte puede ayudar a incrementar el flujo sanguíneo hacia los músculos.
  • Mantenerse hidratado: beber agua puede ayudar a relajar las articulaciones.
  • Descansar: esperar 48 horas antes de trabajar los mismos músculos puede ser positivo. En todo caso, evitar el descanso total.
  • Limitar el ejercicio: realizar menos ejercicio del músculo o hacer un entrenamiento menos intenso puede ayudar.
  • Hacer deporte de forma correcta: realizar los ejercicios con una técnica adecuada puede ayudar a prevenir posibles lesiones de los músculos.
  • Relajarse: así como calentar antes de hacer ejercicio es bueno para los músculos, hacer estiramientos al acabar de hacer deporte ayuda a relajarlos. Además, favorece la circulación de la sangre.
  • Progresar lentamente en el ejercicio: A la hora de practicar deporte, es importante evitar incrementos excesivos de intensidad para evitar posibles lesiones.

 

Tipos de dolor muscular crónico: Fibromialgia y miopatías inflamatorias

Si bien existen diferentes motivos por los que puede aparecer el dolor muscular, también existen causas de dolor muscular crónico, como la fibromialgia y las miopatías inflamatorias.

 

Fibromialgia

La fibromialgia es un trastorno crónico que se caracteriza por un dolor muscular y óseo sin un aparente motivo. Además, entre sus síntomas se encuentra la fatiga y las dificultades cognitivas.

En este caso, el tratamiento tiene la finalidad de combatir sus efectos y puede incluir tratamiento farmacológico, fisioterapia, técnicas de relajación y apoyo psicológico. Además, se recomienda seguir una serie de consejos, como son [9] [10]:

  • Mantener una postura correcta para no sobrecargar el cuerpo y reducir el cansancio. Además, algunos aspectos a considerar son mantener la espalda recta al sentarse y apoyando los pies en el suelo, no cargar con mucho peso y dormir en posición fetal.
  • Seguir una dieta saludable, con una base de cereales, verdura y fruta. Además, se recomienda el aceite de oliva virgen, comer carne blanca de forma moderada, beber agua y no consumir alcohol.
  • Descansar bien, durmiendo las horas necesarias. Por ello, se recomienda una cena ligera, seguir una rutina de sueño y relajarse antes de ir a dormir.

 

Miopatías inflamatorias

Las miopatías inflamatorias son enfermedades que se caracterizan por una inflamación crónica muscular. Se pueden clasificar en [11]:

  • Polimiositis: afecta a los músculos esqueléticos y, en general, afecta a personas de 30 a 60 años.
  • Dermatomiositis: en este caso, aparecen erupciones cutáneas y debilidad muscular progresiva. Pueden aparecer en niños y adultos.
  • Miositis por cuerpos de inclusión: es la miopatía inflamatoria más frecuente y se caracteriza por la debilidad muscular progresiva durante meses o años. Aparece en mayores de 50 años.
  • Miopatía autoinmune necrosante: estos casos no son frecuentes y los síntomas son similares a los de la polimiositis y la dermatomiositis.

Estas inflamaciones pueden aparecer debido a trastornos autoinmunes, reacciones alérgicas, virus y otros organismos como bacterias. Si bien no son muy frecuentes, estas pueden afectar tanto a adultos como niños.

Los síntomas más destacados de las miopatías inflamatorias son la debilidad muscular progresiva debido a la inflamación, la fatiga y dificultad para respirar o tragar. [11]

 

Descubre más:

Infografía: Cómo tratar el dolor muscular 

 

Referencias

[1] Dolor articular. Mayo Clinic. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/symptoms/joint-pain/basics/causes/sym-20050668 [Acceso: 28/10/2022]

[2] Joint pain. NHS. Disponible en: https://www.nhs.uk/conditions/joint-pain/ [Acceso: 28/10/2022]

[3] Joint pain. Cleveland Clinic. Disponible en: https://my.clevelandclinic.org/health/symptoms/17752-joint-pain [Acceso: 28/10/2022]

[4] Tendinitis. Mayo Clinic. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/tendinitis/diagnosis-treatment/drc-20378248 [Acceso: 28/10/2022]

[5] Dolor muscular. Mayo Clinic. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/symptoms/muscle-pain/basics/causes/sym-20050866 [Acceso: 28/10/2022]

[6] Estar en forma. Mayo Clinic. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/fitness/in-depth/overuse-injury/art-20045875 [Acceso: 28/10/2022]

[7] ¿Qué es y cómo se trata una rotura fibrilar? Sanitas. Disponible en: https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/Lesiones/lesion-muscular/rotura-fibrilar.html [Acceso: 28/10/2022]

[8] Dolor muscular causado por el ejercicio. Family Doctor. Disponible en: https://es.familydoctor.org/por-que-duelen-los-musculos/ [Acceso: 28/10/2022]

[9] Fibromyalgia. Mayo Clinic. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/fibromyalgia/symptoms-causes/syc-20354780 [Acceso: 28/10/2022]

[10] A beginner’s guide to fibromyalgia. ADFM Fibromyalgia Awareness Association. Disponible en: http://www.fibro.info/guideen.pdf [Acceso: 28/10/2022]

[11] Miopatías inflamatorias. Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares. Disponible en: https://espanol.ninds.nih.gov/es/trastornos/forma-larga/miopatias-inflamatorias [Acceso: 28/10/2022]

Comparte